Cuatro Miradas Diferentesi

JUAN BEJAR
Juan Béjar (Málaga, 1946). En 1964 viaja a Alemania y reside en Nüremberg varios años.
Es uno de los pintores más destacados y singulares de la generación que irrumpió a principios de los setenta defendiendo la figuración. Desde entonces no ha cesado de explorar, con insondable talento, la complejidad de la figura como emoción estética.
Miembro fundador del Colectivo Palmo, auténtico revulsivo de modernidad y vanguardia en la Málaga de los ochenta, es, posiblemente el único miembro de una Real Academia- en este caso la de Bellas Artes de San Telmo- que haya renunciado a tal investidura. (Fue elegido académico de número en 1978 y dimite un año después)
Un amplio catálogo de exposiciones individuales y colectivas, celebradas dentro y fuera de España (Pamplona, Málaga, Madrid, Barcelona, Gijón, Santander, Dresden , El Salvador...) explican una dilatada trayectoria plástica y la solidez de su obra, la cual se encuentra representada en importantes colecciones públicas y privadas: Colección Varez-Fisa (Madrid), Helmut Brenske (Hannover), Duquesa de Alba, (Madrid), Fundación Pablo Ruiz Picasso( Málaga), Museo de Bellas Artes (Málaga), Museo de Arte Moderno,(San Salvador), Pamplona, etc.
La obra de Juan Béjar, alejada de los efectos de la moda, se apoya en un sólido dominio de la composición, del dibujo y de la materia. Su pintura es la antítesis de la arbitrariedad y la sinrazón, un ejercicio de originalidad y energía creadora. Los personajes que la habitan evocan, con expresión poética y doliente, una realidad a la que niegan pleitesía. Es como si el artista intentase, a la manera de Proust, reencontrar algo perdido, una nueva mirada del mundo, una imagen metafórica de los sueños, el valor de lo instintivo e inaprensible, la comunicación de los sentidos.
En la pintura de Juan Béjar, como en las viejas estaciones de De Chirico, conviven el deseo de huir y la angustia de la partida, el sosiego y la perturbación, el desgarro y la ironía, envueltos de una indefinible atmósfera, un universo de connotaciones, voces y registros.
Miguel Ramos Morente


ROBERTO DIAZ DE OROSIA
1948.Nació en Gijón. Se formó de manera autodidacta y ya en 1963 participó en la Agrupación de Bellas Artes de Gijón. En 1970 comienza a trabajar en los astilleros Juliana, donde permaneció hasta 1984. Ha participado en numerosas exposiciones en todo el mundo, incluyendo algunas en Oviedo, como la que organizó en el Centro de Arte Moderno Ciudad de Oviedo en 1999. También ha destacado como cartelista en eventos tan importantes como el Festival de Cine de Gijón de 1993 o los carnavales de Oviedo en 1998
De formación autodidacta, comenzó a realizar sus primeros carboncillos con Carlos Roces. En 1963 practicó el dibujo en la Agrupación de Bellas Artes de Gijón, y trabajaría con el grupo Chamicín, junto a Urbano Cortina, Néstor F. Molina y Pereda, con quienes realizaría su primera muestra colectiva en 1969, en la Caja de Ahorros de Asturias. En 1966 visitó Madrid, y asistió como alumno a las clases de dibujo del natural en el Círculo de Bellas Artes. En 1970 entraría a trabajar como técnico en los Astilleros Juliana, puesto en el que permanecería hasta 1984. En 1973 realizó su primera exposición individual en Gijón, en la galería Botticelli, donde mostró unas obras fundamentalmente paisajistas
Pintura figurativa, de fuertes empastes y vivo colorido, con una técnica rápida, de grandes manchas de pigmento. Después de haber dominado el paisaje, ha ido incorporando temas asturianos, carnavaladas de tono expresionista, obras de trasfondo político, temas de la España profunda y tópica, y sus más actuales asuntos caribeños. En esas últimas obras, acentúa los rasgos grotescos, caricaturiza a los personajes hasta conseguir monstruos deformes de gran carga sugerente.
"Figuran en la muestra una serie de sus visiones de la Meninas "Las Meninas son unos personajes sin tiempo, igual que los pintó Velásquez puedo tratarlos yo en pleno siglo XXI. La fantasía de sus vestidos, su manera de mirar a quien las retrataba plena de audacia, las ha convertido en símbolos, en iconos sin tiempo"

GONZALO GIL MADRERA
Gonzalo Gil Madrera (Oviedo 1946), es licenciado en Ciencias Biológicas. Reside en Asturias en donde compagina su actividad artística con su trabajo didáctico en el Laboratorio de las Artes y la Naturaleza de la Fundación Museo Evaristo Valle, en Gijón. Es autor e ilustrador de la "Guía de las aves del entorno urbano" editado por esta Fundación, en la que se encuentra una exposición permanente de las aves del jardín. Realizó numerosas colaboraciones como ilustrador naturalista en revistas cinegéticas, posters y diversas publicaciones, así como, en las obras: Aves rapaces de Asturias, Mamíferos salvajes de Asturias, El Poni asturcón, Enciclopedia de la Naturaleza de Asturias, Enciclopedia de la Asturias popular, Gran Atlas del Principado de Asturias, Léxico de la fauna marina de Asturias central, El cormorán moñudo, Aves marinas de Asturias, Manual para la pesca en el litoral asturiano, entre otras.

Ha realizado numerosas exposiciones individuales y participado en varias muestras colectivas.

"Gonzalo Gil es licenciado en Ciencias Biológicas y eso se puede observar en su pintura, ama la naturaleza, observa a cada uno de los animales como si quisiera que pasara a la historia hasta el más mínimo de sus detalles, no solo físicos sino también de comportamiento. Sus trabajos tienen mucho de ilustración didáctica, de hecho ha servido en ocasiones para este fin en revistas, libros, enciclopedias y todo tipo de material didáctico…

No se trata de imágenes violentas en las que encontramos la lucha por la supervivencia sino que nos muestra el orgullo de todos y cada uno de los protagonistas en su entorno y con su papel. Perros, perdices, corzos, todo tipo de aves… nos son mostradas con un grado de realidad absolutamente fotográfico"
El Punto de las Artes

CARMEN HURTADO DE MENDOZA
Nace en Madrid. Pintora. Llevó a cabo su formación en la academia Alfiz, Taller del Prado, Taller de Carmen Arechaga y Círculo de Bellas Artes de Madrid. En 1993 obtuvo el Premio de Pintura de la Academia de Suboficiales de Tremp (Lérida). Celebró su primera exposición individual en la Casa de la Cultura de Torrelodones en 1994.

"En toda su obra queda reflejada la tradición impresionista, más concretamente monetiana. Los trazos gruesos y la variedad de colores del paisaje transmiten sentimiento; el sentimiento de melancolía de un día gris y lluvioso o la soledad que se siente ante la grandiosidad y magnitud del mar. Los días soleados donde la luz incide sobre cualquier objeto que toca, produce calma y alegría."
Vocees

"Las obras de Carmen representan fundamentalmente, paisajes del Norte, y de Madrid, vistas urbanas con sus parques, sus edificios…, es decir, lo que sus ojos ven y lo que conmueve sus sentimientos.
Cuadros espontáneos, sinceros, naturales que no buscan la sofisticación, la extravagancia ni la genialidad, sino solamente (¡Y no es poco!) la belleza y la armonía. No existe el miedo al color, a la composición ni a la pincelada contundente. Nunca serán fotografías de la realidad sino interpretación de la misma, como impresiones de color y claro-oscuro…"
Jose Luis Sanz- Magallón.

"La Pintura de Carmen Hurtado de Mendoza tiene todos los matices de los días inolvidables del Norte. Tonos grises, una lluvia apacible, gente que va y viene entre la bruma. Sólo una mujer con alma de artista, es capaz de reflejar la belleza adusta y seria pero muy entrañable de nuestro mar Cantábrico con esa calidad".

Covadonga O'Shea