Carole B. Perret
 

Nació en Berna, Suiza, en 1951.
Diplomada en la Escuela de Artes Aplicadas en Biena en 1972, trabajó como ilustradora publicitaria en París y en Laussana. A partir de 1991 se consagró exclusivamente a la pintura.
Expone desde hace muchos años en Suiza, en Francia, en Alemania, en España y desde hace poco en Portugal.
Alguna de sus obras abandonaron Europa para colecciones particulares, especialmente a Japón, Oriente Medio, México y los Estados Unidos.
Para las pinturas de pequeños y medios formatos, C.B Perret escogió pintar según una antigua técnica utilizada el la época del Quattrocento, la Témpera. Esta técnica permite una gran finura de detalles, pero no tolera ni los degradados ni los tonos fundidos. La Artista nos subyuga por la maestría de su realización.
Para las pinturas de grandes tamaños trabaja con óleos.
La pintura de Carole Perret se clasifica dentro de el Arte Naif, aunque a veces roza el Surrealismo con ciertos motivos.
Temas diversos enriquecen su obra, y demuestran la pluralidad de su talento. Escenas ingenuas evocan el universo mágico de su infancia, el todo es posible, donde los juguetes se encarnan y los objetos toman vida.
Carole B.Perret declina en sus célebres monjas todas las extravagancias, pero sin herir la susceptibilidad del público. De éstas devotas "un poco Ángeles, un poco Brujas" sabemos también que hacen reír de buena gana.
"¡El vestido no hace a la monja!", como podríamos decir….


        Obras